AlMomento.net http://almomento.net Noticias en la red al instante Mon, 27 Jul 2015 01:00:34 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=4.2.3

La primera de Sabana Iglesia

.
Visita Sabana Iglesia, lugar de encanto!!

Translate

Translate

Translate

domingo, 1 de noviembre de 2009

EL "CANDIDATO" QUE DURANTE SU INFANCIA SE DIVERTIA MAROTEANDO MANGOS, JUGANDO BELLUGAS Y A LA PISA COLÁ

Por: Orlando
Desde Nueva York, para
www.sabanaiglesia.org
2 noviembre 2009


Mucho antes de convertirse en el ejemplar esposo, padre, hijo, hermano, amigo, vecino, compañero, profesional, político y actual presidente del PRD en el Municipio. El hoy aun joven, ANDRES EXPEDITO ALMONTE (Gilberto), fue partícipe junto a quien escribe estas líneas, de las más variadas y osadas aventuras didácticas y juveniles.

Aun recuerdo con mucha nostalgia los años escolares intermedios y de bachillerato que junto a el y a otro gran numero de amigas y amigos viví en lo que fue mi educación formativa primaria. Pero quizás lo que marco más nuestra amistad no fue simplemente que coincidiéramos en los cursos escolares, si no todo lo que compartíamos fuera de las aulas, en combinación con los demás miembros de su familia y otros vecinos mutuos. Además de entablar una sana competencia en el aspecto escolar, la cual daba pie muchas veces a la más acalorada discusión, extrapolábamos dichas desavenencias a otras actividades más recreativas y más acorde a los anos de la adolescencia y todo lo que esto implicaba. Les cuento por ejemplo que la SABANA IGLESIA de principio de los 80' en donde nos tocó crecer, era muy diferente a la actual, en la cual ya muy pocos muchachos producto de los nuevos tiempos y los avances tecnológicos, juegan bellugas, bailan trompos, juegan a la pisá colá, la libertad, la peregrina, matarilerileron, el rayado con pesetas, pelota en plena calle, san Juan de la casa blanca, mariscal, la placa, fufús, dan serenatas, aguinaldos y en ultima instancia se trepan al "cojoyo" de una mata de mango, naranjo o de coco por simple impulso juvenil.

Esos si fueron bellos tiempos sumamente humildes, con ciertas carencias materiales, pero enormemente recompensados por el amor que teníamos de padres, hermanos, vecinos, profesores, compañeros de escuela y de cualquier extranjero que hacía de nuestra comarca su nueva casa. Pero en el caso particular de "GILBERTO" al ser una persona sumamente extrovertida y emprendedora (si no me equivoco eso lo hereda de su santa madre), quizás eso contribuyó grandemente a que siempre buscara a pleno tesón lograr todas sus metas de las cuales yo al igual que todos sus seres queridos hacemos como propias. Pues bien a manera de anécdota les cuento que además de irle a marotearle los mangos al viejo Avelino, cojerles las naranjas a Papo el de Generosa, también nos desvivíamos esperando que llegara de su casi diario viaje a la capital mi Tío Genaro, quien cual Santa "Clo" campesino, traía el baúl de su carro Chevrolet Impala, repleto muchas veces de mangos banilejos, maracatones, caña de azúcar, mandarinas y cualquier otra delicia que por aquellos tiempos estaba muy lejos del alcance de nuestros siempre arruinados bolsillos.
Había que ver la "garata" que allí se armaba una vez, aquel Impala convertido en trineo "Santacloesco" e itinerante hacia su aparición desde la entrada al pueblo hasta su llegada final.
Todos los niños nos abalanzábamos sobre el mismo y en una carrera frenética muchos dejamos atrás nuestras desgastadas chancletas y más que uno se daba un inesperado tropezón, el cual iría acompañado con la burla y la risa habitual de aquellos diminutos 'DIABLILLOS' infantiles. Una vez se aparcaba y ya con el baúl abierto, cada cual como Juan por su casa se apropiaba de lo que consideraban inocentemente su patrimonio particular, muchas veces dejando a sus elegidos destinatarios con la boca hecha aguas, lanzando al aire los más impublicables improperios y sobre todo con las manos vacías. Y de ahí en adelante "patica pa' que te tengo, acorrer fanáticos y a juirrr crispin". Nos desaparecíamos como por arte de magia en la oscuridad de la noche y solamente regresábamos por esos predios, cuando era hora para jugar cualquier juego que hiciera de la noche nuestra más confidencial aliada. Ahhh!!, otra cosa que no puedo olvidar fue cuando por iniciativa propia de ambos y buscando el desarrollo de nuestro pueblo, motivamos al "Bacá de Liso", cuyo verdadero nombre es Alfonso Vargas, para que vendiera el Listin Diario en nuestra comunidad para que de esa manera los jóvenes le tomaran amor a la lectura y enriquecieran su acervo cultural. Aquello fue toda una aventura por lo que implicaba en si el oficio de canillita rural, en un campo como el nuestro donde al igual que muchos otros del país no existía la cultura de pasar páginas hacia la izquierda, y mucho menos si quien la pregonaba era un semi-analfabeto y para colmo llevaba por nombre "el Bacá".
Recuerdo que además a través de los mellizos de Milo y Kela, le agenciamos aunque de manera prestada, una de las modernas y flamantes bicicletas que poseían, para motivar y hacer la venta de los diarios aun más cómoda y menos rigurosa, cosa que " el Bacá " con su habitual carcajada agradeció efusivamente e incluso nos prometió, que por nuestro gesto nos permitiría ser los primeros en leer los diarios, quedarnos con cualquiera que sobrara y además compartir las ganancias de aquel incipiente pero prometedor negocio.
Lo cierto fue y para hacer la historia corta, que nuestro amigo "Alfonso Vargas" alias " el Bacá ", arrancó con buen pie su faena de vendedor, pero al cabo de unas semanas notamos la ausencia repentina de nuestro pregonero pueblerino, lo que nos llenó de dudas y cuando nos percatamos de la razón por la que el Bacá dejó de vender los periódicos, nos llenó de mucha tristeza, pero finalmente le dimos la razón. Había caído traicionado por su propio estómago.
El vaca era muy comilón desde pequeño y en uno de esos arrebatos de hambre optó, no solo con gastar las ganancias, si no todo el capital de su empresa móvil en la fritura de "Huesito", dándose tremenda "jartura" de bofe, tostones, empanadas y carne salada".

Lo bueno del caso fue que al menos devolvió la bicicleta y lo malo que además de interrumpir su oficio de propagador del conocimiento sobre ruedas, no se acordó de Gilberto y de mí, en su tremendo ágape culinario.
Y así sucesivamente fueron muchas las historias que compartí, con el que he hecho protagonista de este artículo y que por razón de espacio me es difícil enumerar todas.

Por último resaltaré otras virtudes del hoy profesor magisterial y activista comunitario como son: la solidaridad con las mejores causas, su amor a la familia, a sus amigos y el mejor porvenir para su pueblo. Aunque quizás para muchos su impetuoso accionar refleje el de una persona de carácter duro y controversial, les digo que ese GILBERTO que defiende muchas veces sus ideas en altos decibeles y como atrapado por la ira, no es mas que la proyección natural de su ser, se lo digo yo que lo conozco muy bien, pero que en el fondo, es una persona de un corazón bien grande y afable.
La vida al igual que la de muchos se ha encargado de endurecer aun más su carácter, pero sin perder el tono apacible en sus relaciones afectivas con todo lo que le rodea, propias de un gran gladiador que después de librar mil batallas cae rendido una vez más ante las sabias y cortantes palabras que en forma de impulsos eléctricos brotan de su alma.
Pues bien y así volvemos a estar, como si estuviéramos destinados a luchar por la misma causa pero desde polos opuestos, alérgicos al consenso ideal que debe brindar la dialéctica de la historia. Pero así es el destino, no quería dejar fuera ningún detalle en la elaboración de esta nota, que a pedido tuyo me he esmerado en realizar. Te confieso que no quería tocar el tema político pero créeme ya se me hace difícil por las complejidades y riqueza que brinda tu figura, evitarlo.
Ya mas adelante y conforme pasen los días haré un diagnóstico más acabado desde mi humilde perspectiva, sobre tu desempeño político y todo lo que implica marotearle los mangos a la política. Saber lanzar con precisión el "ponte" sobre el "ron" de las bellugas. “Añongarse” cuando sea preciso, evitar el mate y cuarta, siempre que nos favorezca, pero sobre todo que Pablito te haga "pisá!!, colá!!!....Gilberto.......

Reacciones:

0 comentarios: