AlMomento.net http://almomento.net Noticias en la red al instante Mon, 27 Jul 2015 01:00:34 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=4.2.3

La primera de Sabana Iglesia

.
Visita Sabana Iglesia, lugar de encanto!!

Translate

Translate

Translate

También por internet en www.puravidafm.net

Somos el corazón de Sabana Iglesia

SABANAIGLESIA.ORG La primera de Sabana Iglesia

SINTONIZANOS!!!.

SABANAIGLESIA.ORG ESTÁ DURIIIIIISIMA

GRACIAS POR VISITARNOS.

A LAS 10:00AM SOLO SE ESCUCHA LA VENTANA DEL SABER EN PURA VIDA 96.7FM

sábado, 27 de marzo de 2010

FELICIDADES ANYELI CACERES EN TU GRADUACION

Por:Arq. Edwin Almonte
www.sabanaiglesia.org
287 de marzo del 2010


Felicitamos a Nuestra hermana en cristo y vecina, Anyeli Cáceres que en el día de hoy se gradúo de Licenciada en Educación mención Ciencias Naturales en la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA).

Actualmente Anyeli es profesora en la escuela José Piñeiro de Monte de la Zanja y de la escuela de Boca del Corral en el Flaire.

Muchas bendiciones para ti Anyeli en tu carrera.

viernes, 26 de marzo de 2010

Un Mensaje a la conciencia

www.sabanaiglesia.org

27 marzo 2010





EL PERRO DE LOS ALPES
por Carlos Rey
www.conciencia.net

Ocurrió en las nevadas cumbres de los Alpes.

Un esquiador, tras una aparatosa caída, había quedado inconsciente en una hondonada llena de nieve. Su muerte era inminente, ya que estaba congelándose poco a poco. En ese estado lo encontró un gran perro San Bernardo, uno de esos animales adiestrados para rescatar a personas perdidas.

El perro vio el cuerpo inerte y, a fin de que le diera el sol, escarbó la nieve hasta descubrir por completo al hombre. Luego se echó a su lado, haciendo que el calor de su cuerpo fuera descongelando a la víctima. Así pasaron un par de horas. Cuando volvió en sí, el hombre abrió los ojos y procuró formarse un juicio sobre la gravedad de su condición. Creyendo que el perro que tenía a su lado era un lobo, sacó el cuchillo y lo hundió en el costado del noble animal.

Con gran esfuerzo, el perro se levantó y echó a andar hacia su refugio. Cuando llegó al albergue donde estaban sus dueños, a duras penas rasguñó la puerta con las patas antes de morir tendido en la nieve. Al hombre, que lo había matado por ignorancia, lo rescataron de una muerte segura. El fiel perro murió en el intento de devolverle la salud y la vida a aquel ingrato que no tenía conciencia de lo que pasaba.

Una noche, hace unos dos mil años, se oyó el llanto de un niño recién nacido. Ocurrió en el pueblo de Belén, que se encontraba en la Palestina gobernada por el Imperio Romano de aquella época. Ese niño, Dios hecho hombre, murió en una cruz treinta y tres años más tarde con una mortal herida en el costado. Dio su vida por la de aquellos que —ya fuera por descuidos, por errores, por faltas, por ingratitud o por necedad— estuvieran en peligro de muerte eterna.

Jesucristo, el Hijo de Dios, murió para que nosotros tengamos vida. Esa es la gran verdad del evangelio, la buena noticia de Jesucristo, el gran mensaje divino. Tal parece que toda vida nueva ha de nacer en medio del dolor y de la sangre. Así como aquel hombre que quedó inconsciente en la nieve de los Alpes mató, sin saberlo, al ser que le salvaba la vida, también nosotros, prácticamente muertos en nuestras transgresiones y pecados, somos los responsables de la muerte de Cristo. Él dio su vida para que nosotros recobráramos la salud espiritual y tuviéramos vida abundante y eterna.

¿Cómo podemos pagarle ese gran amor? Simplemente reconociendo, con suma gratitud, el supremo sacrificio que hizo por nosotros, y apropiándonos de la salvación que compró con su sangre, esa sangre que manó de su costado a causa de la herida mortal que nosotros le hicimos.

jueves, 25 de marzo de 2010

Los ojos del cielo que vigilan el cambio climático de la Tierra

Por:Arq. Edenio Almonte
www.sabanaiglesia.org
26 de marzo del 2010



Sobre nuestras cabezas existen multitud de ojos electrónicos, omnipresentes ojos orwellianos que vigilan, detectan y miden toda clase de fenómenos a fin de esclarecer las consecuencias del cambio climático.
Docenas de satélites colaboran en la obtención y análisis de nuestro planeta, escudriñando el cielo, la biósfera, los océanos y la superficie del planeta con objeto de evaluar la evolución de los gases atmosféricos, las precipitaciones o la polución.

Los principales 14 ojos de Gran Hermano Medioambiental son los siguientes:
1. Jason-1: desde 2001 registra corrientes oceánicas. Mide la topografía marina con una precisión de 4 centímetros.
2. QuickSCAT: Mide la dirección y la velocidad del viento de la superficie marina desde 1999. Toma 400.000 medidas cada día del 90 % del planeta.
3. ACRIMSAT: Desde 1999, mide la energía solar, que varía en ciclos de 11 años.
4. Landstat 7: Desde 1999, captura imágenes de la superficie continental para predecir cambios en el paisaje.
5. NMP/EO-1: Comprueba el uso de varios sistemas de captación avanzada de imágenes terrestres.
6. CloudSat: Divide las nubes para escudriñar su estructura vertical en 3D para así crear modelos climáticos.
7. CALIPSO: Lanzado hace poco por la NASA y el CNES francés, investiga cómo ha afectado a la atmósfera la emisión de los aerosoles.
8. ICESat: Desde 2003 mide con láser la altura de las capas de hielo para prever una posible subida del nivel del mar debido al calentamiento global.
9. GRACE: Desde 2002, dos naves idénticas vuelan a 220 kilómetros de distancia y miden las variaciones del campo gravitatorio del planeta.
10. SORCE: Desde 2003 recoge datos sobre la radiación solar para explicar el efecto de los mismos en la atmósfera.
11. TRMM: Desde 1997 vigila los trópicos, donde ser recogen dos tercios de la lluvia mundial, a fin de predecir inundaciones, huracanes y otros desastres.
12. Aura: Desde hace pocos años estudia los gases que hay en la atmósfera.
13. Terra: Desde 1999, este ingenio de la NASA controla cualquier fenómeno ambiental terrestre.
14. Aqua: Desde 2002, recopila 90 gigabytes de datos diarios sobre el ciclo del agua: desde evaporación hasta la formación de hielo.

lunes, 22 de marzo de 2010

VIDEO MISION EN HAITI "SEMBRADORES DE ESPERANZA"

Por:Arq. Edwin Almonte
www.sabanaiglesia.org
22 DE MARZO DEL 2010

VIDEO DE LA CARAVANA DE GILBERTO ALMONTE Y EL PRD

Por:Arq. Edwin Almonte
www.sabanaiglesia.org
22 de marzo del 2010

domingo, 21 de marzo de 2010

MINISTERIO MISIONERO SEMBRADORES DE ESPERANZA

Por:Arq. Edwin Almonte
www.sabanaiglesia.org
21 de marzo del 2010

Con el objetivo de ayudar a los necesitados y expandir el evangelio de Jesucristo nace en Sabana Iglesia el Ministerio Misionero Sembradores de Esperanza.
Este ministerio surge luego de visitas que realizáramos Puerto Príncipe capital de la vecina nación de Haití luego de ser azotada por el terremoto del 12 de enero de este ano.
Esa fue nuestra primera visita por la frontera con Jimani donde pudimos colaborar con la causa haitiana por medio de medicamentos, alimentos y agua.
Nuevas visitas se hicieron a Bohechio una comunidad de la provincia de San Juan de la Maguana donde llevamos ayuda humanitaria a las personas de bajos recursos de esa demarcación sureña.
En esa visita a Bohechio los hermanos cruzaron por la carretera internacional y pudieron percatarse de la gran necesidad de los poblados haitianos que están ubicados en ese trayecto.

Es por eso que en el día de ayer estuvimos visitando parte de estos pueblos olvidados llevando comida, ropa y juguetes. Tras esta visita hemos llegado a la conclusión de oficializar este naciente ministerio el cual decidimos en el día de hoy conformar y darle nombre.

Este ministerio tendrá por nombre MINISTERIO MISIONERO SEMBRADORES DE ESPERANZA, el cual tiene la siguiente directiva:

Coordinador General….Pastor Heriberto Germosen / Sub Coordinador General….Antonio Vargas / Secretario….Arq. Edwin Almonte / Relacionista Publico….Eladio Beltré (Toky) / Coordinador de transporte….Adriano Genao/ Tesorera….Ramona

JORNADA HUMANITARIA EN HAITI "SEMBRADORES DE ESPERANZA"

Por:Arq. Edwin Almonte
www.sabanaiglesia.org
21 de marzo del 2010


En el día de ayer un grupo de personas de Sabana Iglesia estuvimos en misión humanitaria visitando algunos poblados pobres del vecino país de Haití.
Este grupo estuvo encabezado por los pastores Heriberto y Ana Rosa Germosen de la iglesia Asamblea de Dios de la Zanja, junto a los hermanos en Cristo Adriano, Toky , Rafael, Ramona, entre otros.

Participando de esta ayuda humanitaria también estuve allí cubriendo todas las incidencias para traerla a nuestro medio electrónico.

La camioneta de Adriano estaba repleta de alimentos, ropa y juguetes, mientras que en mi vehiculo llevábamos una apreciable cantidad de agua en botellas y fundas para ser repartidas en el poblado haitiano de “El Corte” y “Calavacié”.

Nuestro recorrido comenzó a las 2:30 de la madrugada cuanto partimos hasta llegar a la provincia de San Juan de la Maguana a las 8:30 de la mañana donde nos detuvimos en un restaurante a ingerir un buen desayuno dominicano y a contemplar de la belleza de su parque conmemorativo a los caciques indígenas diseñado y construido por su síndica la arquitecta Hanoi Sánchez.

Desde San Juan partimos a las 9:30 con rumbo a Pedro Santana, municipio de la provincia Elías Piña, y el cual es el último poblado dominicano antes de ingresar a la carretera internacional.
Allí en Pedro Santana obtuvimos el permiso reglamentario para penetrar a la carretera internacional que es la que divide el territorio dominico-haitiano, donde aprovechamos para darle una caja de jugo y yuca a los militares y tomarnos una fotografía con ellos.

Iniciado nuestro recorrido hasta “El Corte” nos encontramos con el primer puesto de guardia de la carretera en “Los Cacaos” donde tuvimos que presentar nuestro permiso para poder cruzar el puente por donde circula sucio y triste el río “Artibonito”.

La Carretera Internacional fue aprobada como parte de un acuerdo realizado por los presidentes Rafael Leonidas Trujillo de Republica Dominicana y Stenio Vincent, de Haití el 21 de enero del año 1929.
Esta carretera tiene una longitud de 47 kilómetros, e inicia en el poblado de los Cacaos y termina en el poblado de “Tilorí” donde cada martes y sábado se efectúa un mercado de productos.


Adentrándonos en esta deteriorada carretera rodeada de precipicios peligrosos empezamos a ver algunos niños nacionales haitianos que nos seguían a pie corriendo jadeantes con el hambre por sonrisa detrás de nuestros vehículos en busca de obtener alguna ayuda. Esto hacia que nuestro trayecto fuera lento ya que constantemente teníamos que detenernos a darles algo a estos niños hambrientos.

Entre saltos y sobresaltos, esquivando hoyos y evitando caer por un precipicio de la tortuosa y olvidada carretera internacional llegamos al poblado de “El Corte” de unas 40 familias, los cuales viven en casas de blocks y zinc construida por las Naciones Unidas y la MINUSTAH. Este poblado esta totalmente aislado y es vigilado por una estación del ejército nacional dominicano.

Luego de repartir las ropas, juguetes y comida a las familias del “Corte” nos dirigimos por la carretera rumbo a Restauración en lugar de volver a Pedro Santana y retornar por los pueblos del sur, por donde habíamos venido.

En el próximo poblado de “Calavacié” nos detuvimos y compartimos la última ayuda que nos quedaba, mientras que con tristeza y dolor en el alma veíamos a los niños suplicantes corriendo detrás de nuestros vehículos con sus pequeñas manos extendidas diciendo en un confuso español “Dame algo”, “Tengo hambre”, “Dame un peso”.

Un Mensaje a la conciencia

www.SabanaIglesia.org


21 marzo 2010


UN SOLO VIAJE MÁS
por el Hermano Pablo
Conciencia.net

Durante treinta años había manejado por la misma ruta. Durante treinta años había guiado el autobús por en medio de rectas, curvas y barrancos. Treinta años sus férreas manos habían empuñado el volante, y treinta años había llevado y traído pasajeros en la ruta de Granada-Málaga, reino de España.

Pero con treinta años de trabajo, José Mancera Sánchez, de cincuenta y nueve años de edad, podía jubilarse. No tenía que seguir esa cansada y monótona tarea. Su pensión de jubilación sería menos que su salario si seguía trabajando, pero con algunos ahorros que había hecho, podría subsistir.

Quiso, sin embargo, hacer un último viaje. Sería su viaje de despedida. «Me jubilaré —había dicho— después de este último viaje.» Pero ese fue, en efecto, su último viaje. José Mancera Sánchez se desmayó en el volante, y el autobús, con cuarenta y un pasajeros a bordo, se precipitó a un barranco de veinticinco metros de profundidad. Hubo muchos heridos, y perdieron la vida Mancera y cinco pasajeros más.

¿Cuántas cosas nos ocurren por querer hacer «un viaje más»? ¿Y cuántas veces el sentido de la prudencia y la voz de la conciencia se unen para gritarnos: «¡Basta ya!, es hora de dejar eso»? Pero atenuamos ese grito convencidos de que es «una sola vez más».

¿Cuántas veces no ha ocurrido que un hombre lleno de alcohol insiste en tomar una sola copa más, y es esa copa la que le causa el accidente fatal? Así le pasa al joven que anda en el narcotráfico e insiste en hacer un solo negocio más, y es esa última venta la que lo manda a la prisión federal.

¿Y qué del «caballero» que, enredado en un amor prohibido, siente la voz de la conciencia que le dice: «Deja eso de una vez», pero sigue entregándose al gusto de la seducción, y ese último gusto resulta en su ruina? Por insistir en «una aventura más» sufre la total destrucción de su hogar.

Es importante aclarar que no es sólo el último pecado el que destruye. Toda infracción destruye. Pero cuando insistimos al extremo, no sólo perdemos años de tranquilidad, sino que ese último desenfreno puede costarnos la vida.

Reaccionemos ahora mismo antes que nuestra desmesura nos corte la existencia. Busquemos la ayuda de Dios. Jesucristo ofrece librarnos de toda senda resbaladiza, de todo precipicio siniestro y de toda costumbre mortal. Él quiere darnos la sensatez, la conciencia y la razón necesarias para no caer nunca en el mal. Cristo es el único Salvador que tenemos, nuestro único Maestro y Guía. Permitámosle que sea no sólo un verdadero amigo como ningún otro, sino también el único Piloto de nuestra vida.


Escuche
Vea